Una vez asistí a un curso en el que el ponente dio un consejo: especializarse en un área. Recomendaba explotar un campo al máximo y diferenciarte de este modo de los demás. Quizá tenía razón, de hecho muchos profesionales dan y siguen consejos similares. Sin embargo, a mí me resulta imposible. La explicación es sencilla, me gusta disfrutar de lo que hago y son áreas las que he ido formándome académica y profesionalmente. Y aunque parezcan muy diferentes, hay nexos de unión que dan sentido a esta trayectoria.

Desde que en mi casa tuvimos el primer ordenador me familiaricé con el desarrollo de páginas web. Me gustaba ver cómo un código se convertía en comunicación de una forma visual. A su vez, me encantaba informarme a través de los medios de política y actualidad. De ahí que decidiese estudiar Ciencias Políticas.

Durante la carrera, las inquietudes eran mayores y junto a compañeros y compañeras de clase fundamos una asociación, en la que me encargué de las labores de comunicación y de la organización de eventos.  Casi al acabar la carrera, conseguí trabajo en una agencia de publicidad y marketing online, por lo que comencé a coger experiencia en este otro sector, aumentándola en otros puestos de trabajo que he tenido desde entonces.

Así es como he ido especializándome en las áreas de Análisis Político, Comunicación, Eventos y Marketing. Y no, no consigo dejar de lado ningún área. Las inquietudes que me generan y lo que disfruto con todas ellas, hace que quiera seguir creciendo en esos campos. Y es posible que se incorpore con el tiempo alguna más.

Ahora he decidido dar el paso y sacar adelante varios proyectos en los que llevaba tiempo trabajando. Todos ellos tocan de laguna manera estas áreas. Por eso, he decido crear este blog. Un espacio para poder hablar sobre estos campos (y otros más), conocer las posibles relaciones que tienen entre ellas y seguir aprendiendo de la mano del debate y el contenido de otros profesionales.

¡Crecer disfrutando en lo que trabajo!